¿Con qué frecuencia debe ver a una dermatóloga?

  • por

Creo que la mayoría de la gente sabe que la piel es el órgano más grande e importante de su cuerpo. Tiene la función de ayudar a encapsular todos los demás órganos, protegerlos de las bacterias dañinas y ayudar a regular la temperatura corporal. Recomiendo a la gente que le preste mucha atención y esté alerta a cualquier problema que surja para que pueda actuar de inmediato. Un especialista en el cuidado de la piel se conoce como dermatólogo y es una de las primeras personas a las que debe consultar si cree que puede haber un problema en la piel. Las visitas regulares a un dermatólogo para visitas de seguimiento también pueden ayudar a identificar cualquier problema que de otra manera no habría notado.

En el caso de personas que no saben cómo cuidar su piel, les recomiendo que acudan al dermatólogo al menos una vez al año para que les examine la piel. El papel de esta consulta es revisar cuidadosamente su piel para detectar cualquier signo inusual o cualquier cambio que pueda haber ocurrido desde el examen anterior. La notificación temprana de problemas puede ayudar a prevenir que estos problemas empeoren a medida que avanza. Por ejemplo, contraer un lunar precanceroso en un examen anual de la piel puede prevenir la aparición de un cáncer agresivo y extenderse a otras áreas del cuerpo. Dependiendo de los resultados del examen de la piel, su dermatólogo puede pedirle que cambie la frecuencia de las visitas.

En algunos casos, las personas pueden buscar el consejo de un dermatólogo varias veces al año. Se recomienda a las personas que tienen familiares que han sido afectados por cáncer de piel que visiten al dermatólogo con más frecuencia, porque el riesgo de desarrollar esta enfermedad es muy alto. También se recomienda a cualquier persona que tenga muchos lunares o crecimientos o un solo lunar o crecimiento que haya tenido cambios en la apariencia que visite a su dermatólogo con más frecuencia. Otros que pueden necesitar cambiar su horario de un año a otro dos veces al año incluyen aquellos que han usado tratamientos muy agresivos para el acné en su juventud (como tratamientos de rayos X para el acné) o aquellos que tienen el pelo rojo y tonos de piel muy oscuros. piel delgada. pálido.

El papel del dermatólogo es ayudar a las personas con la mejor información sobre cómo cuidar su piel y también advierte a las personas sobre los problemas de salud de la piel. Esto incluirá consejos sobre qué productos usar y qué alimentos comer para promover una piel sana.